¿Oiga, es ahí la crisis?

20/12/2011
Dirección del cineasta Alex de la Iglesia y Guión de McCann para “Cómicos” el último anuncio de la firma charcutera Campofrío, en el que el mismo Gila llama por teléfono desde el otro mundo.
“Cómicos” ha reunido a un nutrido grupo de los mejores humoristas españoles para rendirle tributo al maestro Gila y con él al sentido del humor de los españoles, capaces de reirse de su sombra y disfrutar de la vida incluso en época de crisis.

“Cómicos”.- Alex de la Iglesia y McCann Erickson para Campofrío (dic. 2011)

El anuncio comenzará a difundirse a partir del sábado en las principales cadenas nacionales, autonómicas y digitales en metrajes de 150”, 60”, 30”, 20” y 10”. El spot se ha plasmado en versiones gráfica e Internet. También se ha creado un hastag en Twitter #hola es el enemigo, en homenaje a una de las frases célebres de Gila, donde los internautas podrán rendir ellos mismos tributo al maestro del humor español.
El spot se pre-estrena mañana en la página de Facebook de Campofrío.

“Esta campaña es la máxima expresión del disfrute de la vida”, asegura Jaime Lobera, Director de Marketing de Campofrío, una línea argumental que la compañía ha seguido en sus últimas campañas, cambiando los códigos habituales de la publicidad en el sector de la alimentación. “Es un homenaje a la capacidad de disfrutar de los españoles en los tiempos difíciles de hoy en día, que se encuentran representados en las figuras de grandes cómicos de nuestro país”.

Todo empieza comiendo bocadillos de Campofrío sobre un mantel de cuadros
La historia comienza cuando Santiago Segura, abrumado por las noticias negativas de la actualidad, nos cuenta el pacto que mantienen los que trabajan por hacer sonreír a este país: “Sin previo aviso y sin que nadie se dé cuenta, al primer síntoma de que el mal humor nos está ganando la batalla, nos encontramos allí donde algunos dicen que el maestro descansa”. Y es allí, donde poco a poco van acudiendo todos los personajes para iniciar un ritual que comienza alrededor de un mantel de cuadros compartiendo unas barras de pan, unos bocadillos de embutido y algo de beber, y finaliza en la lápida de Gila.
Una vez todos alrededor de su tumba, Josema Yuste da un paso adelante y pregunta: “Maestro, ¿se puede ver cada día el lado bueno de todo, con la que está cayendo?”. Se hace un silencio. Pero inmediatamente después suena un móvil. Cuando contestan y se oye la voz de Gila que dice: “¿Es el enemigo?, ¿Pueden parar la guerra …?”

Campofrío y la hija de Gila, claves para sacar adelante el proyecto
La hija de Gila, Malena, y el apoyo de Campofrío, han sido las claves para de este proyecto. “´Es un orgullo y me produce mucha ilusión que se siga recordando la figura de mi padre”, así expresaba su agradecimiento Malena a todos los humoristas que participan en el anuncio durante su visita al rodaje.

“Es un prodigio ver a todos mis admirados colegas juntos”, asegura Forges, uno de los humoristas de primera fila que aparecen en el anuncio, como Chiquito de la Calzada, Los Morancos, Juan Luis Cano -Gomaespuma-,  Fofito, Bigote Arrocet, Pepe Carabias, Anabel Alonso o Toni Antonio.

Fotograma de "Cómicos", Alex de la Iglesia y McCann Erickson para Campofrío. © McCann Erickson.

El proyecto ha logrado volver a reunir a parejas cómicas míticas como Martes y 13, Esteso y Pajares y las Hermanas Hurtado.

Terapia anti crisis
Para Alex de la Iglesia el spot es: “Una pequeña película y, sobre todo, una declaración de intenciones: Amigos, ante el dolor nos queda la risa, ¡eso es lo grandioso!”.

De los humoristas que han participado en la campaña dice el director de cine: “Me parece que es el grupo de personas a las que más quiero y más respeto. Podernos reír en momentos de crisis es esencial”.

El director de cine Alex de la Iglesia con el grupo de humoristas que han protagonizado "Cómicos". © McCann Erickson.

“El humor es reírse de uno mismo, de lo que está pasando, pero sin perder la perspectiva de la realidad y trabajando con fuerza y con muchas ganas para salir adelante”, aseguran Martes y Trece, quienes van más allá al afirmar: “El humor, y quizás los humoristas, deberían estar subvencionados por el Gobierno, como terapia”.
Por ello, Alex de la Iglesia aconseja: “¡Ríete! en el momento que nos falte la risa, ¡se acabó todo!”